#Fixed Mobile

Las sectas Judías, los fariseos, saduceos y esenios sobre la ley

Las Sectas en el Judaísmo

Que encontraras aquí
  1. Las Sectas en el Judaísmo
    1. Definición de Sectas según la Real Academia Española
  2. Origen de las Sectas en el Judaísmo
    1. Fariseos, Saduceos y Esenios
    2. Las Reglas No Bíblicas de los Saduceos
    3. Los Esenios y su Ideología Distinta
  3. Las Sectas en la Actualidad


En el judaísmo, el término "sectas" se utiliza para describir diferentes grupos o movimientos religiosos que se apartan de las creencias y prácticas tradicionales del judaísmo ortodoxo. Estas sectas pueden surgir debido a interpretaciones alternativas de la Torá, diferencias teológicas o enfoques distintos en la observancia de los mandamientos religiosos.

Es importante destacar que el término "secta" no necesariamente implica una connotación negativa, ya que puede referirse simplemente a grupos que tienen enfoques particulares dentro del judaísmo. Sin embargo, algunas sectas pueden ser consideradas desviaciones o herejías por la corriente principal del judaísmo.

Te puede interesar leer: ¿Los judíos creen en los demonios?

Uno de los ejemplos más conocidos de una secta en el judaísmo es el movimiento jasídico, fundado en el siglo XVIII por el Rabino Israel ben Eliezer, también conocido como el Baal Shem Tov. Los jasídicos enfatizan la importancia de la conexión personal con Dios, la alegría en el servicio religioso y la devoción emocional. Han desarrollado comunidades distintivas y diferentes costumbres dentro del judaísmo.

Otro ejemplo es el movimiento judío reformista, que surgió en el siglo XIX como una respuesta a la modernidad y busca adaptar las prácticas y creencias judías a la sociedad contemporánea. Los reformistas abogan por una mayor flexibilidad en la observancia religiosa y adoptan prácticas más liberales, como la ordenación de mujeres como rabinas o la inclusión de música y oraciones en idiomas vernáculos en los servicios religiosos.

Definición de Sectas según la Real Academia Española

Antes de comenzar, es importante entender la definición de "sectas" según la Real Academia Española. Según esta institución, una secta se define como una doctrina religiosa o ideología que se aparta de lo que se considera ortodoxo, y se rechaza que una secta se equipare a una religión.

También se define como una comunidad cerrada que promueve o aparenta promover fines de carácter espiritual, en la que los maestros ejercen un poder absoluto sobre los adeptos. Si un grupo cumple con alguna de estas dos definiciones, es considerado una secta.

Origen de las Sectas en el Judaísmo

El surgimiento de las sectas en la religión judía comenzó con los fariseos, saduceos y esenios. Estas tres sectas surgieron en la época del Segundo Templo y presentaban diferencias en sus creencias y prácticas.

Fariseos, Saduceos y Esenios

Los fariseos sostenían la creencia de que ciertos acontecimientos eran obra del destino, pero que otros dependían de las acciones humanas. Los esenios, por otro lado, afirmaban que el destino era el amo de todas las cosas y que nada sucedía a menos que estuviera de acuerdo con su decreto. Los saduceos negaban la existencia del destino y sostenían que las acciones humanas no estaban determinadas por un decreto divino, sino que dependían del poder individual de cada persona.

Además de estas diferencias filosóficas, los fariseos también se destacaron por su doctrina única de la ley oral, la cual consideraban tan vinculante como la ley escrita. Por otro lado, los saduceos rechazaban la ley oral y se adherían únicamente a la Torá escrita.

Las Reglas No Bíblicas de los Saduceos

Aunque los saduceos rechazaban la ley oral de los fariseos, esto no significa que no tuvieran sus propias reglas no bíblicas. Para los saduceos, todo debía derivar exegéticamente de la Torá escrita, mientras que los fariseos consideraban que la ley oral podía ser independiente de las escrituras. Por ejemplo, en el caso del sacrificio diario, los saduceos sostenían que debía ser pagado por donantes individuales, mientras que los fariseos defendían que debía provenir de las arcas del templo financiadas por todos los judíos.

Los Esenios y su Ideología Distinta

Los esenios eran una secta que adoptó prácticas y creencias sor prendentemente diferentes, lo que los distanció de otros judíos de la época. Vivían en comunidades de tipo monástico, con propiedad comunal y énfasis en actividades centradas en la comunidad. También tenían creencias en la predestinación y utilizaban un calendario solar en lugar del calendario lunar y solar mixto utilizado por otros grupos. Además, se retiraron de Jerusalén en protesta por la corrupción de las autoridades de la ciudad.

Las Sectas en la Actualidad

Hoy en día, dentro del judaísmo, la religión ortodoxa rabínica se considera como la religión judía. Todo lo que se aleje de esta definición se considera una secta. Es importante tener en cuenta que esta clasificación se basa en la definición de la Real Academia Española y no es un capricho personal. Por lo tanto, aquellos grupos que se autodenominan como judíos pero no se adhieren a la religión ortodoxa rabínica, son considerados sectas.

En resumen, las sectas dentro del judaísmo surgieron en el período del Segundo Templo y presentaban diferencias filosóficas y prácticas. Los fariseos, saduceos y esenios fueron algunas de las principales sectas de esa época. En la actualidad, la religión judía ortodoxa rabínica se considera la religión principal, mientras que los grupos que se apartan de esta definición son clasificados como sectas.

¡Sube a bordo!

suscribete

¡Prometemos que nunca te enviaremos spam! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para obtener más información.

Te ha gustado la entrada Las sectas Judías, los fariseos, saduceos y esenios sobre la ley puedes ver mas entradas asi en nuestra categoria de Tradiciones y Costumbres.

Mas contenido de tu Interes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir