#Fixed Mobile

¿Creen los judíos en Satanás?

El diablo es a veces un adversario ya veces una encarnación del mal

La visión judía y jasídica de Satanás

Satanás
Que encontraras aquí
  1. El diablo es a veces un adversario ya veces una encarnación del mal
    1. La visión judía y jasídica de Satanás
    2. Satanás en los textos judíos y el Talmud
    3. Satanás en la mística judía (Cábala)
  2. El concepto cristiano de Satanás
  3. La postura de Maimónides

En la cultura judía, existe una clara diferencia en la posición acerca de Satanás entre los jasídicos y la tradición rabínica. Mientras que en el cristianismo se considera a Satanás como un ángel rebelde o la fuente del mal, en las fuentes judías se aborda de manera distinta, tanto en los textos judíos como en el Talmud y la mística judía (Cábala).

Te puede interesar leer: La verdad sobre el Judaísmo y el Aborto

Satanás en los textos judíos y el Talmud

En los textos judíos, el término Satanás a veces se refiere a un adversario o al impulso pecaminoso que impide a los seres humanos someterse a la voluntad divina. En el Talmud, se discute en varios textos y se le considera una figura que actúa como adversario.

Por ejemplo, en la historia de Balaam, Satanás anima a Dios a poner a prueba a su siervo. En la literatura rabínica, Satanás se presenta como un acusador en la corte divina. También se menciona en los profetas, donde se refiere a una figura como Satanás, más como una descripción de la persona que actúa como adversario.

Satanás en la mística judía (Cábala)

En la Cábala, la tradición mística judía, se amplía considerablemente la visión de Satanás y del reino demoníaco. Satanás es conocido como Samael y se le considera una figura importante en este reino. La Cábala describe detalladamente el reino del mal, poblado por demonios y espíritus que se oponen a Dios.

Además, en la Cábala se exploran los orígenes de este reino demoníaco. Una explicación común es que surge cuando el atributo divino asociado con la feminidad y el juicio se disocia del atributo divino asociado a la gracia y la masculinidad, resultando en un exceso de juicio y la manifestación del mal.

En la Cábala, también se menciona a Lilith, la primera esposa de Adán, como parte de este reino demoníaco. Lilith es considerada un espíritu maligno y se le atribuyen características de rebeldía y seducción. Estas descripciones en la Cábala ofrecen una visión más rica y detallada del mal en el mundo.

El concepto cristiano de Satanás

En la teología cristiana, Satanás tiene un lugar destacado. El libro del Apocalipsis y otros pasajes del Nuevo Testamento hacen referencia a una serpiente antigua, un dragón rojo con siete cabezas y diez cuernos. La tradición cristiana ve a Satanás como una figura opuesta a Dios y asociada con el mal.

En el libro del Apocalipsis se describe una guerra en el cielo donde Satanás es arrojado a la tierra y procede a desviar al mundo. Según las profecías cristianas, Satanás será atado durante mil años después del regreso de Jesús, y finalmente será derrotado por Dios en una batalla final.

Estas visiones cristianas de Satanás se repiten en algunas tradiciones populares judías, aunque difieren de la postura rabínica que ve a Satanás como subordinado a Dios y no como una fuerza autónoma y opuesta.

La postura de Maimónides

Maimónides, el filósofo judío medieval, ofrece una perspectiva interesante en su obra "Guía de los Perplejos". Según Maimónides, Satanás es un símbolo de la inclinación al mal, y el libro de Job es considerado ficticio, destinado a dilucidar ciertas verdades sobre la providencia divina.

Maimónides no cree que Satanás exista como una entidad real e independiente. Para él, Satanás es simplemente un concepto que representa la inclinación al mal. Esta postura plantea interrogantes sobre cómo algunos seguidores de prácticas pacíficas que creen en el mal y en las fórmulas de la brujería pueden también aceptar la filosofía de Maimónides.

En resumen, la visión de Satanás en la cultura judía varía según las corrientes y tradiciones. Mientras que la tradición rabínica lo ve como un adversario o una figura que actúa como tal, la tradición jasídica y la mística judía (Cábala) amplían su descripción y lo relacionan con un reino demoníaco y las fuerzas del mal en el mundo.

En el cristianismo, Satanás ocupa un lugar destacado como una figura opuesta a Dios y asociada con el mal. Cada perspectiva aporta matices y enfoques distintos, y es importante comprender las diferencias y similitudes entre ellas.

Si tienes más preguntas o deseas profundizar en algún aspecto específico, no dudes en consultarme. Estoy aquí para brindarte información y aclarar cualquier duda que puedas tener.

¡Sube a bordo!

suscribete

¡Prometemos que nunca te enviaremos spam! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para obtener más información.

Te ha gustado la entrada ¿Creen los judíos en Satanás? puedes ver mas entradas asi en nuestra categoria de Tradiciones y Costumbres.

Mas contenido de tu Interes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir